Palabras del corazón

Por Arturo Ortega Morán

Desde siempre, el corazón ha sido reconocido como un órgano saltarín. En sánscrito, lengua asiática que tiene casi tres mil años de ser lengua muerta, corazón se decía kurd, palabra que también significaba saltar. O sea que el corazón era “el saltador” o si queremos darle más calidez al significado diríamos “el saltarín”.

La palabra kurd, en griego pasó a ser kardia (de donde derivan los términos médicos: cardiaco, cardiopatía, etc.) y en latín cor. En latín vulgar, se puso de moda decir “coratione” que era el aumentativo de cor; y de esa variante fue que en castellano  nació la palabra corazón.

Por esos sobresaltos cardiacos ocasionados por emociones fuertes o por recuerdos estimulantes; por mucho tiempo se creyó que  en el corazón se gestaban las emociones, los recuerdos y aún el juicio para tomar decisiones. Hoy, en nuestro lenguaje, encontramos palabras que son nítidas huellas de aquellas equivocadas creencias.

De la idea de que en el corazón residía la memoria, tenemos el verbo recordar, que en origen significa “traer al corazón” imágenes del pasado, es decir: recuerdos. La misma idea la encontramos en la palabra record, que es un registro digno de ser recordado. Aquí cabe también uno de los significados del verbo acordar,  como se usa en el verso Acuérdate de Acapulco, María bonita, María del alma”.

Ahora que, acordar, también significa llegar a un acuerdo, es decir “poner en armonía a dos corazones”, la misma idea que se encierra en concordia y lo contrario de lo que pasa con la discordia.

De pensar que del corazón surgía la valentía, nació la palabra coraje que literalmente significa “tener mucho corazón, es decir: mucho valor”; aunque después tomó también el significado de ´enojo, ira´.

Otra palabra relacionada con el órgano inquieto, es la palabra misericordia; formada con las voces latinas miser que significa triste (raíz de miseria y miserable), y cor que ya sabemos que es corazón. De modo que el sentido implícto es “el de corazón triste”, que por supuesto es alguien digno de compasión y precisamente este significado es el que le quedó a la palabra misericordia.

De la idea de que en el corazón también residía el buen  juicio, quedaron las palabras: cuerdo y  cordura, para hacer referencia a quien toma las decisiones  “con el corazón”.

 La música no podía escaparse del influjo cardiaco: las notas que al sonar juntas lo hacen en armonía, forman un  acorde; palabra de la que nació el nombre para el acordeón.

En el lenguaje coloquial abundan las expresiones que surgen de imaginar que el corazón es manantial de los sentimientos. Los enamorados se dicen uno a otro “corazón”, expresamos sinceridad cuando nos ponemos “el corazón en la mano”, a quien tiene malos sentimientos le decimos que es “corazón de piedra o “duro de corazón” y para declararnos apasionados de alguna actividad decimos que lo somos “de corazón”.

Bueno, tengo la corazonada de que esto ya se hizo muy largo, así que mejor ahí la dejamos. Que tengan un día muy productivo y muy feliz, sin olvidar que es requisito estar bien alimentado, por aquello de que…  barriga llena, corazón contento.

About these ads

7 comentarios on “Palabras del corazón”

  1. Silvestre dice:

    Arturo

    La verdad que te felicito por tu excelente articulo, te agradezco por la informacion que
    dejas en cada articulo. ya que me has permitido conocer y aprender mas referente a nuestra lengua

    Saludos

  2. Cesc dice:

    Excelente post!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!, y además, muy buen blog. Con tu permiso, me llevo éste artículo a mi sitio, sin olvidarme de darte todos los créditos, por supuesto.
    Ya te puse en “mis recomendados”. vale la pena leerte.
    Un abrazo

  3. Ma. del Rosario dice:

    Me encantó “Palabras del corazón”, texto e ilustración.

    Así sí que se antoja escudriñar el significado de las palabras. Lo haces dse una manera muy clara, amena y precisa. ¡Felicidades! Rosario

  4. Sahara dice:

    Señor Arturo:

    ¡Felicidades por todo!, sus palabras, la forma, el ingenio, el buen humor, los conocimientos, y… ese corazón fragmentado de barro acariciado que forma la posición de la pareja… ¡nada mejor! Muchas gracias. Mis votos porque siga compartiéndonos su excelente trabajo, que seré lectora fiel como las abejas a la flor. Cariños.

  5. Ma. del Rosario dice:

    ¡Felicidades! Arturo, a pesar de que ya lo había leído hace tiempo o me regalé el releerlo antes de iniciar mi jornada laboral, precisamente por lo de traer al corazón. Hoy traigo al corazón a quienes contribuyen a mi aprendizaje, entre ellos, destacasa tú.
    Muchas gracias. Y el diseño también está fantástico. Saludos cordiales, y supongo que la palabra “cordial” también tiene parentesco. Rosario Loyola

  6. Bety dice:

    Favor de mandar nuevos posts por mail

  7. Karol dice:

    Éxcelente articulo!!…. variaciones del lenguaje, los utilizamos a la ligera sin reconocer que cada palabra tiene su historia!!!…


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.006 seguidores