Dos palabras curiosas

Por Arturo Ortega Morán

 

www.yamecayoelveinte.com

 

 Todas las palabras tienen una historia que las hace únicas, pero hay algunas que nos sorprenden por algún detalle especial que las caracteriza. Aquí nos referiremos a dos de ellas:

 

 

Arte:

 

Esta palabra tan común en nuestro hablar, nos sorprende cuando descubrimos que quizá es la única palabra castellana a la que, en singular, le adjudicamos el género masculino mientras que en plural la tratamos como femenina.

 

No hay que pensar que es el mismo caso de “el agua”, en donde por razones fonéticas evitamos decir “la agua”, ya que ésta sigue siendo femenina en cualquier caso. Por eso decimos: “el agua clara” o “las aguas claras”.

 

En el caso de “el arte”, decimos: “el arte abstracto” y mal se oiría si dijéramos “el arte abstracta”. No obstante, al pluralizar,  le damos la vuelta a la tortilla y entonces decimos: “las bellas artes”, “las artes escénicas”, etc.  En un claro tratamiento femenino.

 

En su origen latino, la voz “arte” tenía género femenino; pero, por empezar con una “a” acentuada y para evitar que se oyera feo, en castellano se dijo “el arte” y no “la arte”, al igual que las demás palabras con esta característica. El caso es que, en esta voz, se dio una confusión de género haciéndola masculina en su forma singular y aunque en su momento esto fue incorrecto, la fuerza del uso se impuso y hoy esta dualidad es aceptada por la academia.

 

Superior

 

Otra palabra curiosa, es el adjetivo superior con el que reconocemos la alta jerarquía de lo que calificamos.  Así, decimos: “el Tribunal superior”, “el Instituto superior”, etc.

Y si el sustantivo es femenino, la cosa no cambia, hablamos por ejemplo de: “la educación superior”, “la calidad superior”, etc. ¡Ah! Pero si hablamos de monjitas, ahí encontraremos que a la mandamás se le conoce como “la madre superiora”.

Único caso en nuestra lengua, en que este adjetivo toma forma femenina. Un verdadero fósil del castellano antiguo que sobrevivió protegido por las gruesas paredes de los conventos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s