Voces del mar

Por Arturo Ortega Morán

 Hay muchas palabras y expresiones que a diario usamos sin tener idea de que son voces que nos llegaron del mar. Estas son algunas de ellas:

 Broma: En su origen, las bromas son unos moluscos marinos que, en grandes cantidades, se adeherían a la madera de los barcos hasta perforarla. A los marinos esto no les hacía mucha gracia, y la palabra amplió su significado para referirse a cualquier situación incómoda y desagradable, como la que se vive cuando somos objeto de una broma.

Torpedo: Al oir esta palabra, todos imaginamos al proyectil submarino que deja fuera de combate a los barcos. En realidad, la palabra existe desde tiempos del imperio romano y se usaba para nombrar a un tipo de anguila que cuando hacía contacto con algún desafortunado nadador, le soltaba una descarga que lo dejaba entorpecido. Del nombre de este pez, quedó tambien quedó el adjetivo torpe, que ahora usamos para quien también tiene paralizado el cerebro.

De pacotilla:  En México, a las cosas que consideramos de baja calidad y de poca importancia, les decimos que son de pacotilla. La mercancia que se transportaba en los barcos, generalmente se organizaba en pacas, por eso ahora decimos empacar. Todos los artículos pagaban su correspondiente impuesto; pero como una prestación, a los marinos de cierto rango se les permitía que sin costo, llevaran alguna mercancía en una paca de moderado tamaño (una pacotilla), siempre y cuando se tratara de artículos de poco valor. Al llegar a puerto, la gente esperaba para comprar esas mercancías que por ser de pacotilla, se vendían a muy bajo precio.

Oportuno: Cuando algo ocurre justo cuando conviene que así sea, decimos que es oportuno. La palabra viene de los vientos oportunos, que significa (hacia el puerto), que para beneplácito de los marinos, soplaban justo en dirección del puerto al que querían llegar. ¿Muy oportunos,  no cree usted?

Pues como bien se dice, “no basta el romper de una ola, para explicar al mar”.  De igual manera, no bastan unas cuantas palabras para saborear las voces nos llegaron del océano, pero al menos…  ya le dimos una probadita.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s