Palabras dobladas

Por Arturo Ortega Morán

De doblez en doblez, las cosas se van enredando. Así debieron percibirlo los antiguos, porque algunas palabras han guardado este concepto. En latín, plicare significaba “plegar, doblar, trenzar”; de ahí que cuando alguna situación o idea era muy confusa, se le visualizaba como  complicada (cum-plicare), es decir, muy trenzada o llena de pliegues. Ahora que, si este enredo se hacía en equipo, a quienes participaban los llamaban “cómplices” (los que pliegan juntos).

Es difícil de entender lo que está muy enredado; pero si alguien lo explica (de ex y plicare) es porque logró desdoblar, es decir, quitar los pliegues al  embrollo.

Si algo se dobla en dos partes, entonces se duplica, o sea que se hacen dos pliegues, pero si los pliegues son muchos, entonces se multiplica. Además, cuando enredamos a alguien ´entre doblez y doblez´, entonces… lo implicamos.

Cuando una persona, se postraba de rodillas doblándose hasta el suelo; podía ser para pedir algo con humildad y eso era una súplica (sub plicare: que significa doblarse hacia abajo); aunque también podía hacerlo para recibir un castigo que entonces sería un suplicio. Ya que estamos en esto de doblar el cuerpo, la sorpresa puede hacernos sentir ´enredados entre pliegues´, por eso decimos que nos quedamos perplejos, de perplexus, que significa justamente: ´totalmente plegados o enredados´.

Cuando plegamos un papel o una tela, las dos partes hacen contacto. De ahí que una aplicación sea algo que se pega a una superficie; y aplicarse, es pegarse con entusiasmo a una tarea. Una curiosidad, es que de esta idea de ´hacer contacto´, el verbo plicare tomó el sentido de ´terminar un recorrido´, ´hacer contacto con un objetivo´ y  después de varios cambios fonéticos, plicare se convirtió en nuestro verbo “llegar”. El concepto de ´contacto´ se aprecia mejor cuando decimos que dos personas son muy ´allegadas´

Bueno, a propósito de llegar, hemos llegado  al final de esta cápsula de lengua, y espero que les haya gustado y que esta explicación, no haya resultado muy complicada.


8 comentarios on “Palabras dobladas”

  1. […] De doblez, en doblez… van naciendo las palabras capsuladelengua.wordpress.com/2010/03/16/palabras-dobladas/  por harktos hace 3 segundos […]

    Me gusta

  2. Marcial González dice:

    Excelente: se lo recomendaré a mis alumnos.

    Me gusta

  3. Mariano dice:

    Aaaay que boneeeeto.

    Me gusta

  4. Beatriz dice:

    Como siempre, Exelente.
    Gracias.

    Me gusta

  5. Alan dice:

    MUY INTERESANTE

    Me gusta

  6. Francisco dice:

    Hola Arturo,

    sobre la creación del verbo “llegar”. Tenía entendido que era un término marinero. Los marineros, al acercarse a la orilla tras la travesía, “plegaban (las velas)”. Así, tendría un origen similar a “arribar” que provendría de una palabra latina que significaba “llegar a la ribera u orilla”.

    Me gusta

    • Arturo Ortega Morán dice:

      Gracias Francisco, interesante el posible origen marinero de “llegar”. No había visto esa posibilidad, voy a “echarle un ojo”. Recibe un afectuoso saludo.

      Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s