Palabras del talón

Por Arturo Ortega Morán

Así como las personas, las palabras también tienen sus parentescos. Esto es muy normal, ya que ellas también tienen su árbol genealógico y al proceder de un tronco común… eso las hace parientes. Ahora que, hay de familias a familias, algunas de ellas muy monótonas y otras muy salerosas y realmente nos sorprenden; como la familia de palabras del talón a la que hoy  daremos una repasada.

Para entrar en materia, podemos señalar que cuando ante nosotros pasa una cucaracha, ancestrales instintos nos despiertan la vocación de matachines y empezamos un zapateado cuya duración depende de la habilidad del ortóptero para escabullirse. No pocas veces, salimos triunfadores y el pobre insecto queda embarrado en el piso víctima de esa primigenia arma que es nuestro pie. Este acto que se repite desde la prehistoria, no solo con cucarachas, sino también con víboras, tepocatas, alacranes y demás alimañas, bien pudo ser la causa primera para que formaramos el concepto de pisar, que necesariamente forma binomio con la planta del pie.

En latín, se dijo  calcare para referirse a la acción de pisar, y quizá por ser el talón el primero que apoyamos al caminar, lo llamaron calx o también calcaneum. Eso de pisar el suelo con el pie descalzo es muy molesto, por eso muy pronto nuestros antepasados se las ingeniaron para proteger la planta del pie y en latín a esta protección la llamaron calceus, que en castellano se convirtió en calzado. De ahí fue natural que nacieran voces como descalzar y calzador.

Luego, buscando más comodidad,  se inventaron las calzas; una prenda que evitaba que el calzado hiciera contacto directo con el pie y además protegía del frío, ya que llegaba hasta la cintura, a manera de lo que hoy conocemos como mallas.

Los tiempos cambian y las modas también así que, un buen día, esas calzas se partieron en dos y a la parte que quedó arriba, cubriendo de la cintura hasta parte del muslo, se le quedó el nombre de calzones; y a la parte de abajo que cubría desde el pie hasta la rodilla, la llamaron medias calzas, que después se abrevió y se dijo y se sigue diciendo simplemente medias. Al reducir más esta prenda se usaron los nombres diminutivos: calceta y ya de plano calcetín.

Otra racimo de palabras del talón, se formó a partir del concepto de ´pisar, ejercer presión´. De esta índole son las calzadas, esas vías romanas que en latín llamaron “calceata vía”; literalmante ´camino apisonado´. En la misma rama encontramos: calcar, que es reproducir una imagen mediante presión, mismo concepto que hallamos en calcomanía. Tambien encontramos inculcar, que es ´apretar, presionar´  y en sentido figurado decimos cosas como: “inculcar valores o inculcar tradiciones”. Decimos también conculcar, que significa ´aplastar con el pie´ y por eso se dice ´conculcar la ley´, cuando la pisoteamos.

De particular interés, es descubrir que nuestro verbo alcanzar forma parte de esta familia de palabras del talón. En latín se dijo accalceare y tenía el sentido de ´perseguir, pisando los talones´; en castellano antiguo se dijo primero acalzar, después, quizá por influencia árabe se dijo alcalzar, para finalmente quedar en el alcanzar que hoy usamos, y que como ya dijimos, en su origen significaba ´pisar los talones´.

Pues ya ven, así como las personas, también las palabras tienen parentescos; y hoy… hemos ido de visita con la familia de palabras del talón.

Anuncios

4 comentarios on “Palabras del talón”

  1. hugo gez dice:

    con el debido respeto, hago una pregunta: siempre se ha dicho “calcomanía”. ¿es que ha cambiado esa grafía por calcamonía?

    Me gusta

    • Arturo Ortega Morán dice:

      Estimado Hugo: En realidad la palabra que se mantiene en el diccionario es calcomanía; lo que sí, es que no siempre ha sido la única grafía; el uso de la variante calcamonía es tan extendido que estuvo en los diccionarios de 1983 y 1989. A partir de 1992, la academia retiró esta forma dando a entender que mejor no nos saliéramos del huacal y nos ajustáramos a decir calcomanía. Entonces, me alineo y paso a hacer la corrección. Gracias y ya saben tú y los demás que sus observaciones son bienvenidas. Saludos.

      Me gusta

  2. eberth antulio rodas estrada dice:

    Donl arturo, nuevamente lo saludo desde Guatemala, quisiera que me corrigiera si estoy equivocado por lo siguiente: La expresillón BAJO ESTE PUNTO DE VISTA, a mi criterio no es correcta pues el vocablo bajo situa mi vision bajo el punto o trayectoria hacia donde va dirigida mi mirada, por lo que considero que lo correcto es: DESDE ESTE PUNTO DE VISTA.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s