Muñequita de sololoy

Por Arturo Ortega Morán

Las abuelas mexicanas que vivieron su niñez a mediados del siglo XX, recuerdan con nostalgia aquellos delicados juguetes que llamaban “de sololoy”; en particular aquellas muñecas de rasgos angelicales que las llenaban de sueños. Huella de aquella época quedó marcada en la Naranja Dulce, canción infantil que ya se ha hecho tradicional y en la que, en un fragmento, se canta:

“…Toca la marcha, mi pecho llora
adiós señora yo ya me voy
a mi casita de sololoy
a comer tacos y no les doy”.

Aún hoy, cada vez con menos frecuencia, en México suele escucharse que con cariño a una pequeñina se la llame “muñequita de sololoy”, en una franca comparación con la hermosura y delicadeza de aquellas muñecas de antaño. Por extensión, todavía vale piropear a una dama llamándola “mi muñequita de sololoy” y aunque las chicas de hoy no tienen ni la menor idea de lo que es este material, seguro que la suavidad de la palabra y su fonética afrancesada las hará intuir que se trata de algo bonito.

Pero, ¿qué es el sololoy? Para empezar, la palabra no aparece en el diccionario y fuera de México es un término desconocido.

La historia comienza en la segunda mitad del siglo XIX, cuando Jhon Wesley Hyatt inventó un nuevo material al que llamó celuloide por estar hecho con base en el nitrato de celulosa. Por sus propiedades de flexibilidad, transparencia y resistencia a la humedad pronto le encontraron aplicaciones. De las más importantes fueron en el campo de la fotografía, la fabricación de juguetes y el cine. Esa es la razón por la que hoy, para referirse a una película cinematográfica también se use la palabra celuloide.

Cuando llegaron a México los juguetes de “celluloid”, que así se escribe en inglés, el habla popular suavizó la palabra y así nació el “sololoy” un mexicanismo que poco a poco se ha ido desvaneciendo, aunque aún se le mueve la patita cuando a una pequeña o a una mujer bonita le decimos que es una muñequita de sololoy; o cuando en un noche silenciosa, la nostalgia arrastra ecos del pasado y nos parece que en las calles vuelven a resonar esas voces infantiles que cantaban:

“… adiós señora yo ya me voy
a mi casita de sololoy
a comer tacos y no les doy”.


30 comentarios on “Muñequita de sololoy”

  1. Pedro J. Perez dice:

    Don Arturo, desde hace años sigo sus publicaciones y debo confesar que cuando era niño escuchaba a mi madre y a mi abuela mencionar que ya nos ibamos “a la casita de sololoy” y por primera vez desde aquellos años entiendo no solo lo que significa, sino de donde viene la frase. Gracias por ilustrarnos de manera tan divertida. Saludos desde Queretaro

    Me gusta

  2. Melissa dice:

    Así me llegó a llamar mi abuelita; qué bien que ahora sé de dónde viene esa frase. Gracias!

    Me gusta

  3. Anónimo dice:

    Simplemente genial e ilustrador el artículo, gracias.

    Me gusta

  4. Anónimo dice:

    Magnífico como siempre!!!, me encantan todos sus artículos!!!, y me hizo recordar a mi abuelita que así nos llamaba!!!!!, gracias!!!🙂

    Me gusta

  5. JORGE VÁZQUEZ MARTÍNEZ dice:

    Sr. Arturo, desde hace tiempo sigo sus relatos ,y es un profundo placer leerlo y releerlo, Comparto sus historias con los amigos y la familia y siempre han significado un regalo en nuestra vida. Espero que siga con esta ardua y digna misión de ilustrarnos. Saludos.

    Me gusta

  6. Arturo Ortega Morán dice:

    Agradezco sus comentarios que siempre son un aliciente para continuar con este trabajo. Un abrazo a todos🙂

    Me gusta

    • Anónimo dice:

      Senor arturo,de antemano muchisimas gracias por conpartir todo este ilustramiento,muy poca es la gente que se toma el tiempo para conpartir cosas tan bonitas que a algunos no nos tocaron vivir,pero que ami en lo personal me llenan de nostalgia nomas de imaginarme que bonito era,gracias un agradecimiento y vendiciones desde chicago…

      Me gusta

  7. Pedro J. Perez dice:

    Don Arturo hace unos días platicando con amigos salió al tema el origen de la palabra “malinchismo” y el alegato se centró (de mi parte) en hacerles ver que “Malinche” era en realidad el nombre dado a Hernando Cortes por los antiguos habitantes de esta tierra y NO a doña Marina como erróneamente se cree en la actualidad (Inclusive la RAE contiene esta expresión dentro de sus acepciones). Así lo prueban las crónicas de Bernal Diaz del Castillo en “La verdadera Historia de la Conquista de la Nueva España” pero no he podido ubicar el origen de tan tergiversado calificativo. Quizá usted en sus diccionarios pueda ahondar más en esta búsqueda y explicar su origen. Saludos

    Me gusta

    • Arturo Ortega Morán dice:

      Estimado Pedro: En efecto, Bernal Díaz del Castillo y también otros autores de la época, narran que los indios llamaban a Hernán Cortés “Malinche” por su relación con Marina, antes Malinnalli Tenépatl. Creo que vale la pena un artículo sobre el tema, espero en los próximos días poder publicarlo. Saludos.

      Me gusta

  8. Maggie Flores dice:

    En Chihuahua puedes comprar en las panaderias los “simones”, que asi se les llama a los “cinammon rolls”. Que geniales estas capsulas, gracias.

    Me gusta

  9. David Hernandez dice:

    Gracias por el relato tan explícito. En un lapsus del ayer se me salio decirle a mi pequeña esa frase “Mi muñequita de Sololoy” que oía de pequeño y como que me surgio la duda de donde venía. Muy interesante y desarrollado. Saludos

    Me gusta

  10. Alex dice:

    Gente como Usted hace la diferencia en este mundo…

    Me gusta

  11. Anónimo dice:

    precisamente hoy me pregunto mi yerno que que significaba esa palabra pues a mis nietas les digo munequita de sololoy y no supe explicarle, motivo por el cual estoy investigando, gracias por su descripcion JOSEFINA LARA

    Me gusta

  12. Antonio Lopez R. dice:

    Como siempre: un placer leerte, un gusto saludarte, y algo nuevo e interesante que aprender cada vez que te encuentro.

    Me gusta

  13. Laura Ivet dice:

    Mi papá,,que no lo era,,siempre me llamaba muñequita de “Sololoy” Hoy copmprendo que le parecia una jovencita realmente bonita,,gracias por su decripciòn!! Tambien,,me decia que era la flor mas bella del ejido!!!!!

    Me gusta

  14. Maria Garnica dice:

    Muy illustrator muchas gracias por atender a nuestras dudas

    Me gusta

  15. Anónimo dice:

    Gracias por la información. que rico redacta!

    Me gusta

  16. Berenice dice:

    Mi madre me llamaba muñequita de sololoy y yo a mi hija la llamo así. Gracias por la información ahora con mayor razón llamaré a mi hija “muñequita de sololoy”

    Me gusta

  17. Donaji dice:

    Muchas gracias!! Nos surgió la duda precisamente al estar cantando ‘naranja dulce’ es muy interesante!

    Me gusta

  18. Gilberto dice:

    El domingo pasado le dije a mi novia como una ocurrencia “muñequita de sololoy”. Me pregunto que si por que le decia asi. Solo pude explicarle que era un material pero nada mas. Hoy tome este comentario y se lo envie. Estoy feliz de no haberme equivocado al decirselo.

    Me gusta

  19. Luis Bernáldez G. dice:

    Muy interesantes sus publicaciones Sr. Arturo, le pido su permiso para compartirlas.

    Me gusta

  20. Auroriss dice:

    Gracias, por fin he podido saber que significa cuando mi novio me dice “Mi chiquita de Soloy”🙂

    Me gusta

  21. Vitalino Martinez dice:

    No solo en Mexico, sino en Centro America se menciona, muñecas, peines,etc.Perdon se mencionaba

    Me gusta

  22. callanena dice:

    Gracias por esta explicación. Resulta que estoy escribiendo un libro sobre mi madre y a ella le decían así cuando era pequeña pero no había encontrado qué significaba ese término y hasta pensé que ella se lo estaba inventando. Soy de Colombia y por lo que veo en mi país también se usó esa palabra con el mismo sentido que en México. Gracias de nuevo por desvelarme ese misterio. Un saludo desde Madrid-España.

    Me gusta

  23. Nancy dice:

    Yo a mi edad de 31 años así le digo a mi muñeca de tres meses, porque recuerdo que así nos decían mi mamá y mi tia a mi hermana y a mi cuando chicas. Acá en los E.U.A. casi no se escucha esa frase, solamente entre la comunidad mexico-americana por nuestros padres.

    Me gusta

  24. Anónimo dice:

    gracias por la publicación, mi abuela me explicó que era y ya tenia idea; con su claridad y contexto he recordado ese momento y le agradezco mucho estos momentos de nostalgia por mi abuela.

    Me gusta

  25. Anónimo dice:

    Extraordinario!! Pocas veces nos topamos con algo tan interesante, bien documentado y con hermosa redacción. Hoy le dije a mi gatita “Gatita de sololoy”, buscando de dónde provenía el término caí en estas cápsulas. Felicidades.

    Me gusta

  26. Myrna dice:

    Yo tengo una muñequita de sololoy y hace poco la mostré y todo el mundo me la quería comprar

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s