Será el sereno

Por Arturo Ortega Morán

En México, cuando las razones no nos convencen, con incredulidad solemos decir “será el sereno, pero…”.  La expresión tuvo origen en las calles del México del siglo XIX, pero la historia empieza muchos siglos atrás en otro continente.

De la antigua y teórica palabra indoeuropea *ksero que encerraba el concepto de ´seco´, en latín se formó la voz `serenus` con la que se hacía referencia al cielo despejado, libre de nubes y humedad y por lo tanto tranquilo. En castellano, se dijo ´sereno´ y la palabra amplió sus significados:

La serenidad dejó de ser monopolio del cielo cuando por metáfora, se dijo sereno de todo lo apacible, libre de turbación. Luego pasó que los vigilantes nocturnos que, acompañados de una linterna cuidaban del sueño de los vecinos, también fueron llamados serenos porque en sus rondas gritaban “las doooce y toodo sereno”, anunciando la hora y la tranquilidad nocturna. Bueno, con esos gritos, eso de que cuidaban el sueño…

Lo que sí es que estos personajes quedaron inmortalizados en Las mañanitas, canción infaltable en la celebración de los cumpleaños en México;  en unos versos se canta:

“Si el sereno de la esquina, me quisiera hacer favor, de apagar su linternita mientras que pasa mi amor”.

Los trasnochadores del siglo XIX, como los de hoy, cargaban con el temor de encontrarse con algún maleante en sus correrías nocturnas. Debió suceder a muchos que, al divisar alguna sombra, trataran de tranquilizarse diciendo y pensando “Es el sereno”. Era lo mejor que podía pasarles, porque el sereno era la figura de autoridad en el ambiente nocturno. Pero ante la duda y con nerviosismo, al ver acercarse a esa figura desvanecida por la oscuridad, uno de los trasnochadores diría: “Será el sereno, pero no se le ve linterna”, y patitas pa` que las quiero… emprendían la graciosa huida.
De ahí quedaría que cuando manifestamos incredulidad, ya dejando de lado la linterna, hoy digamos:  “Será el sereno, pero…”.


5 comentarios on “Será el sereno”

  1. Anónimo dice:

    Me encantó saber el significado… Despejó muchas de mis dudas respecto a los veladores, y la razón del porqué de esta frase… gracias.

    Me gusta

  2. Hugo Tovar dice:

    Pues será el sereno pero la historia está muy interesante😉

    Me gusta

  3. Jaime dice:

    Cuando estaba chiquito siempre pasaba un señor en bicicleta y un silbato, me encantaba levantarme a escucharlo. Me imagino que debio ser de los ultimos.

    Me gusta

  4. Beatriz Guerrero dice:

    Recuerdo al sereno en la esquina de la calle con su linterna en la mano.Gracias por el envío

    Me gusta

  5. Anónimo dice:

    Excelente información!

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s