Hasta que San Juan baje el dedo

Por Arturo Ortega Morán

Tan fácil que es decir “nunca”. Pero, el lenguaje popular -que no sabe de la ley del mínimo esfuerzo-, para decir lo mismo ha acuñado la colorida expresión “hasta que San Juan baje el dedo”.

Así, podemos oír expresiones como: “la corrupción terminará hasta que San Juan baje el dedo”, que equivale a decir que esto nunca sucederá.

Pero, ¿de dónde nace este decir? San Juan Bautista, fue el último de los profetas que anunciaron la vendida de Cristo y el primero de los testigos de su llegada.

Su particularidad consiste en que, mientras los demás profetas habían anunciado a Cristo desde lejos, Juan Bautista lo señaló con el dedo: “He aquí el Cordero de Dios”. Por eso, desde siempre, el dedo de San Juan Bautista adquirió una especial relevancia.

Los artistas, que a través del tiempo han creado la imagen de este santo, en esculturas o pinturas, siempre lo han representado con el dedo índice levantado. A veces apuntando hacia arriba, otras, apuntando a un cordero que lo acompaña. El pueblo, a fuerza de ver la imagen del santo siempre con el dedo levantado, ha concedido que esto jamás cambiará.

De modo que, “hasta que San Juan baje el dedo”, se ha convertido en sinónimo de “nunca”. La expresión es conocida en España, en donde, en los medios rurales, suele decirse “hasta que San Juan abaje el dedo”.

Otra variante, la hallamos en sudamérica, en donde se oye: “hasta que San Juan agache el dedo”. Esta forma, aparece en la novela colombiana “María”, escrita en 1867 por Jorge Isaac. En un fragmento dice:

“Pero si la muchacha se me encapricha, sí le juro que un día de éstos la encajo en uno de mis mochos, y al beaterio de Cali va a dar, que ahí no se me le ha de asentar una mosca, y si no sale casada, rezando y aprendiendo a leer en libro, la tengo hasta que san Juan agache el dedo”.

Vale decir que San Juan Bautista, es mucho más que un dedo levantado. Es el único santo de quien se celebra el nacimiento y no la muerte, y su fiesta, es el 24 de junio. No es casualidad que este día, sea próximo al solsticio de verano, cuando el tiempo de luz solar es el más largo del año.

 

Cuando la Iglesia Cristiana llegó a Europa, se encontró con un arraigado culto al sol. Una de las principales fiestas solares, era precisamente el 24 de junio, cerca del solsticio de verano. Reconociendo la imposibilidad de eliminar la festividad, se optó por convertirla en la celebración de San Juan Bautista. No podía ser un recordatorio de la muerte, ya que se trataba de una fiesta de vida, de modo que se optó por recordar el día del nacimiento del santo, caso único del santoral cristiano.

Aún hoy, en los festejos de la noche de San Juan, grandes fogatas y desatada euforia son remembranza de antiguos ritos paganos. Es interesante caer en cuenta, que la elección de San Juan Bautista para cubrir esta fiesta, está conectada con la elección del 24 de diciembre (solsticio de invierno) para celebrar el nacimiento de Cristo. El primero nace para anunciar la llegada del Segundo.

Bueno, quizá otra buena chamba para San Juan Bautista, sería convertirse en el Santo Patrono de los diputados… por aquello del “dedo levantado”.


4 comentarios on “Hasta que San Juan baje el dedo”

  1. Lola dice:

    He encontrado esta página por casualidad y me he “enganchado” del todo. Efectivemente lo de “Hasta que San Juan baje el dedo” es una expresión que uso con asiduidad. Hace algún tiempo, con motivo de la proximidad del año nuevo, en el programa de radio “La Ventana” de la cadena SER (en España) se pedía que participaran los oyentes expresando cuáles eran sus deseos para el próximo año. Yo escribí un correo diciendo que mi deseo era que San Juan bajara el dedo, sería fantástico ver todo lo que pasaría, a tenor de la impresión que tenemos todos de que ciertas cosas durarán hasta que el santo se decida a realizar ese simple movimiento. Mira que si lo baja….

    Me gusta

  2. Chio dice:

    Que gran alternativa es esta frase, ahora es común escucharla a diario, en especial de aquellos hombres que no quieren decir: NUNCA.

    Me gusta

  3. fany dice:

    gracias, por la expñicacion es muy buena ya que por lo general usamos expresiones porque se las escuchamos a nuestros padres teniendo una idea de para que se usa por las ocaciones en que ellos usaban estas expresiones, pero siempre es bueno tener una explicacion clara de donde provienenen estas frases.

    Me gusta

  4. Anónimo dice:

    gyu8

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s