¿Qué será que en todo está?

Por Arturo Ortega Morán

Calle Hidalgo, Matehuala, Años 60´s. Foto de Marco Medellín.

Calle Hidalgo, Matehuala, Años 60´s. Foto de Marco Medellín.

En aquellos años, Matehuala  era un pueblo en el que se podía ir a cualquier parte caminando, porque todo estaba cerca. En las visitas frecuentes a los abuelos, caminar por la calle Hidalgo era parte del paseo obligado. Ahí estaba la Vulcanizadora Nava que pertenecía a mi tío Manuel, que cuando se daba la ocasión, siempre amable respondía al saludo que a veces le enviaba de lejos.

En una rara ocasión, al pasar por ahí, encontré que mi tío y sus empleados hacían un receso en el trabajo y en animada conversación se batían en un duelo de adivinanzas. Aún recuerdo con claridad al tío diciendo: «Esta no me la van a adivinar, ahí les va:  “¿Qué será que en todo está?”». Pues dicho y hecho, nadie daba pie con bola.Con lo que no contaba el tío, era que yo recién me había graduado con honores en las clases de catecismo nada menos que con Vicenta, una distinguida beata del pueblo. Así que de metiche, me apresuré a contestar: “¡Dios! Porque Dios está en el Cielo en la Tierra y en todo lugar”. Mi entusiasmo se desvaneció cuando el tío replicó: “No Arturito, a poco Dios está en el infierno. Piénsale, ahí te lo dejo de tarea”.

¡Qué manera de moverme el tapete! Mi mente infantil le daba la razón al tío ¿cómo iba a ser que Dios conviviera con el diablo? Pero, entonces por qué me dijeron que Dios estaba en todo lugar. El conflicto era grande, así que era momento de recurrir a la fuente del saber y fui a preguntarle a Vicenta, que sólo pudo decirme: “Dios está en el Cielo en la Tierra y en todo lugar, así lo dice el catecismo y no andes pensando otras cosas porque es pecado”. ¡En la madre! ¡Me salió peor! Aparte de la duda, me quedé con la preocupación de que me podía llevar el “chamuco”.

Durante unos días mi cabeza se hizo un lío: “Y si Dios está también en el infierno, entonces quien manda ahí” “Y si no está en el infierno, entonces no es cierto que está en todo lugar”… “ Y si no es Dios, ¿qué será lo que en todo está?”. De plano ya no aguanté y me apersoné con mi tío Manuel y le dije: “Me doy!”.  Siempre amable, y esta vez creo que hasta compadecido, sin esperar más me dio la respuesta con la que mi carga de dudas se vio incrementada. Las dudas teológicas siguieron ahí, ahora acompañadas de novedosas dudas lingüísticas.

“¡El nombre!”, esa era la respuesta del tío Manuel, que reforzaba diciendo: “Todo tiene nombre, por eso está en todas partes”.  ¿Sería posible que todas las cosas tuvieran nombre? El sentido común me decía que debería haber muchas cosas desconocidas y por lo tanto no nombradas, pero al pensar en algunas de ellas siempre aparecían los nombres “comodín” para indicar que aquello era: “una chingaderita”, “un cachivache”, “una chinchuleta”, etc.

Pensar en el nombre de las cosas, años después me llevaría a otra cuestión: ¿por qué las cosas se llaman como se llaman? Y aquí estoy, aún atrapado por esta pregunta de respuesta infinita.

Mi tío Manuel ya no está con nosotros y la Vulcanizadora Nava ya tampoco existe. Pero en mi está vivo el recuerdo de aquel momento en que conocí aquella adivinanza que de alguna forma marcó mi vida: ¿Qué será que en todo está?

About these ads

13 comentarios on “¿Qué será que en todo está?”

  1. Anónimo dice:

    Increíble!

  2. eberth antulio rodas estrada dice:

    Don Arturo, lo felicito por esa seccion tan importante, en la que se aprende mucho. Quiero contarle que en el Oriente de la República de Guatemala existe un pueblo llamado HUITE donde su gente es amable y bonachona, hombres de pelo en pecho y mujeres a pedir de boaca. son mjuy bromistas y a cuallquliera le llaman NITO que es unl modismo propio de la region. Cduentanl muchos chistes ahi le dejo uno.

    Dos Huitécos se fueron de paseo a la capital, y barrio vieron un letrero que decía SE VENDE LECHE. y esto le dió la idea de poner un rotulo en su casa alla en Huité. y asi lo hizo.
    Al dia siguiente apareció un rótulo que decia: 2″AQUI TAMBIEN”

  3. susana dice:

    Lo recuerdos gratos son para compartirlo! Hete aqui que tú ya lo has hecho con este post.
    Rememorar pueblo,tío, catequista, adivinanza… me habla de una niñez rodeada de cosas bellas y amor Y… la prueba está por como las has guardado en tu corazón y la sigues guardando para darte cuenta que lo que has vivido fue hermoso. .
    No todos los niños comprueban en la adultez que han sido acompañados de sucesos que marcan la vida y la hacen agradable.
    Saludos + Felicitaciones.

  4. Paty Rdz. dice:

    Hola Arturo, gracias por compartirnos parte de tus vivencias,me encanta la forma en que las cuentas nos hacen inmaginar las ecenas de lo que dices,me siento orgullosa de ser parte de tu familia porque de ustedes he aprendido mucho,mis hijos y yo te admiramos muchisimo…saludos y felicitaciones..

  5. Amelia Isabel dice:

    Hola Arturo!
    Me encanto lo que leí. No solo este post, sino otro a traves del cual te encontré en la web. El de hecha la ley, hecha la trampa.
    Maravilloso como escribes.
    Saludos desde Argentina

  6. Manuel Nava Espinosa dice:

    Hola tío! increíble las sensaciones que llegaron a mi al leer tu relato sobre mi abuelo y su vulcanizadora, caray…hasta las lágrimas se me asomaron!! te felicito y espero verte en Matehuala en julio. Saludos desde la ciudad de México.
    Manolo Nava Jr.

  7. Ximena Nava Espinosa dice:

    estoy d acuerdo con mi hermano! muy buen relato =)

  8. YESENIA DE HERNANDEZ dice:

    MUY INTERESANTE! ME ENCANTO ESTA ANECDOTA..BENDICIONES SR,. ARTURO…SIGANOS COMPARTIENDO TANTAS COSAS QUE SABE Y QUE UNO DESCONOCE…POR ESO QUE BIEN QUE POR ESTE MEDIO TENGAMOS LA OPORTUNIDAD DE CONOCER TANTAS PALABRAS Y SUS ORIGENES…..

  9. Leticia Olimpia Rodríguez E. dice:

    Felicidades Arturo Ortega Moran , escrito de anécdotas interesantes, donde se refleja una vida sana en la etapa de la niñez y también a como es narrado , nos transporta al pasado como si lo estuviéramos viviendo. Cuando llego a Matehuala, siente una paz enorme, me gusta Matehuala, será porque es donde nací? . Saludos y de nuevo felicidades!

    • Anónimo dice:

      Si mi amor se siente una tranquilidad Dios nos permita irnos a vivir a Matehuala …Felicidades hermano nos transportaste

      • Leticia Olimpia Rodriguez Escobedo dice:

        Si quiero irme a Matehuala !!!

      • Eduardo Ortega Moran dice:

        Si mi amor se siente una tranquilidad Dios nos permita irnos a vivir a Matehuala …Felicidades hermano nos transportaste

  10. Anónimo dice:

    Yo siempre he creído que no es el nombre porque hay cosas que no tienen nombre y yo me acuerdo que cuando me dijeron está adivinanza dije “La Existencia” y me dijeron que no era la existencia, y yo pienso pero como no eso está en todas partes, si no no existirían.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.022 seguidores