Gachupines

Por Arturo Ortega Morán

En México,  gachupín es voz para nombrar a los nacidos en España cuyos tintes peyorativos,  el tiempo ha ido destiñiendo. Es palabra que surgió en la época de la Colonia y es hija del resentimiento de los criollos hacia los peninsulares; ya que sentían injusto que, por haber nacido en América, no tuvieran los mismos privilegios.

“¡Mueran los gachupines!”.

Todavía,  ya bien entrado el siglo XX, este grito acompañaba a la turba que, para festejar la independencia de México, lanzaba piedras e injurias contra las casas y establecimientos de españoles radicados en este país. Podemos entender este hecho si nos trasladamos a los primeros años del siglo XIX, cuando estaba a punto de nacer el México independiente.

Un texto de José Ma. Morelos, dirigido a los criollos que militaban en las tropas españolas, retrata crudamente el sentimiento de la época hacia los peninsulares:

“¡Abrid los ojos, americanos, que la victoria está por nuestra! Ya hemos matado más de la mitad de los gachupines que había en el reino. Pocos nos falta que matar, pero en guerra justa; no matamos criaturas inocentes, sino gachupines de inaudita malicia”.

Es interesante saber que en un principio,  gachupín no nombraba a todos los españoles. Se usaba en exclusiva para referirse a los considerados indeseables, rústicos y deshonestos. En refranes de aquella época, se ve clara esta diferenciación:

De español a gachupín, hay un abismo sin fin” y “Al español puerta franca; al gachupín, pon la tranca”.

Fueron los criollos quienes agarraron parejo y usaron la palabra para referirse a cualquier peninsular. La diferencia social con los españoles, que poco a poco se tornó crítica, dejo huella en el refrán:

Gachupín con criollo, gavilán con pollo”.

Además, imposible dejar de mencionar una poesía burlesca de la época colonial:

Contra los criollos:

En la lengua portuguesa

al ojo le llaman “cri”,

y aquel que pronuncia así

aquesta lengua profesa.

En la nación holandesa

“ollo” le llaman al culo

y así con gran disimulo,

juntando el “cri” con el “ollo

lo mismo es decir cri-ollo

que decir “ojo de culo”.

Respuesta de los criollos:Gachu” en arábigo hablar, es en castellano …mula:pin” la Guinea articula

y en su lengua dice dar:

de donde vengo a sacar

que este nombre gachupín

es un mula-dar sin fin,

donde el criollo siendo culo

bien puede sin disimulo,

cagarse en cosa tan ruin.

 

Con el correr del tiempo, esta guerra lingüística se tornaría en lucha armada y habría de desembocar en el fin de la época colonial.

Aunque algunos han querido hallar en gachupín un origen náhuatl (de catzopini “hombre con espuelas”), esta etimología es  difícil de sostener. Lo más probable es que la voz fue tomada de un antiguo linaje español de la costa cantábrica: “Los Cachopines de Laredo”, que se ufanaban de ser de sangre pura y de pertenecer a tal linaje. Esto motivó a que “Cachupines de Laredo”, se usara irónicamente para mofarse de quienes se daban aires de superioridad. En El Quijote, Cervantes hace una alusión a esta expresión:

“Yo os prometo, a fe de hijo dalgo, porque lo soy, que mi padre es de los Cachopines de Laredo…”.

Para dar fuerza a esta propuesta, vale decir que hay un texto de 1591; escrito por Juan de Cárdenas, en el que se usa la palabra “cachupín” (forma original de donde, después, surgió gachupín), y en el que ya se percibe el naciente resentimiento criollo hacia los peninsulares:

Para dar muestra y testimonio cierto de que todos los nacidos en Indias sean a una mano de agudo, tracendido y delicado ingenio, quiero que comparemos a uno de los de acá con otro rezín venido de España. Y sea ésta la manera, que el nacido en las Indias no sea criado en alguna d’estas grandes y famosas ciudades de las Indias, sino en una pobre y bárbara aldea de indios, sólo en compañía de quatro labradores; y sea, assimesmo, el cachupín o rezín venido de España criado en aldea. Y, júntense éstos, que tengan plática y conversación el uno con el otro: oyremos al español nacido en las Indias hablar tan pulido, cortesano y curioso y con tantos preámbulos, delicadeza y estilo retórico no enseñado ni artificial, sino natural, que parece ha sido criado toda su vida en corte y en compañía de gente muy hablada y discreta; al contrario, verán al chapetón, como no se aya criado entre gente ciudadana, que no ay palo con corteza que más bronco y torpe sea. Pues ver el modo de proceder en todo del uno tan differente del otro, uno tan torpe y otro tan bivo, que no ay hombre, por ignorante que sea, que luego no eche de ver quál sea cachupín y quál nacido en Indias”.

Poco a poco, gachupín es palabra que se va desvaneciendo en el lenguaje de todos los días. Pronto, quedará en la historia como una huella de los años en que se forjaba el México independiente.

Anuncios

14 comentarios on “Gachupines”

  1. Beatriz dice:

    Sigo leyendo con frecuencia sus interesantes comentarios sobre los orígenes de nuestra lengua.Me gustaría recibirlos en mi correo.
    Saludos
    Beatriz

    Me gusta

  2. Abraham dice:

    ¡Excelente información! Y una pregunta: ¿Quién es el autor de la obra pictórica que acompaña su artículo, y cómo se llama la misma? Me parece maravillosa. Gracias.

    Me gusta

  3. Aldo Carranza dice:

    Anécdota chistosa: Una profesora de español en los EEUU festejaba con sus alumnos preparatorianos el Cinco de Mayo. La profesora, encendido su ánimo por la celebración mexicana, gritó a viva voz en algún momento: “Viva México!!!, Mueran los gachupines!!!.” Sus alumnos, alumnos de primer año, sólo alcanzaban a descifrar la última parte: Gotcha penis!!!
    Nota. Para quienes no estén familiarizados con las expresiones estadounidenses, lo anterior es un apócope para la frase “I got your penis”, que significa “yo tengo tu pene”, o “yo estoy sujetando tu pene”.

    Me gusta

  4. […] 1 puñado de chícharos (guisantes para los gachupines) […]

    Me gusta

  5. Anónimo dice:

    Y ahora se denomina como “guachupín” al inmigrante hispanoamericano.

    Me gusta

  6. Anónimo dice:

    Descendiente y/ o mezcla de un gachupín español con indigena autóctono

    Me gusta

  7. Anónimo dice:

    segun el pequeño larousse y la real academia española GACHUPIN O GACHUPO, un español radicado en america, como tantos que hay que se dicen mexicanos, pero…¿ seran mexicanos pirataaas ?

    Me gusta

  8. Oscar García Solana dice:

    En la novela Uno de tantos, del yucateco Eligio Ancona, escrita a principios de 1863, hablaba el autor de los Cachupines que llegaban a Yucatán a casarse con las jóvenes ricas, para hacer fortuna.

    Me gusta

  9. FEDERICO dice:

    La etimología de “gachupín” procede en su plural de “galopines”.Calzado con espuelas para montar a caballo.En Castilla, siglo XV era motivo de orgullo o distinción social equivalente a “caballero” (hombre a caballo) Lo peyorativo del adjetivo fue un modismo muy posterior en México.
    Se debe aclarar también que la vestimenta “charra” no es de origen mexicano, sino de Salamanca (España) Traje masculino negro con bordados de plata . Chaquetilla corta con calzón corto con fajín y medias. Sombrero cónico negro con cinta plateada y ala estrecha.Aún hoy se utiliza en las fiestas populares de Salamanca (tierra de charros)
    Y otra aclaración: La Virgen de Guadalupe ha sido y es venerada en Extremadura (España)desde el siglo XIII en su Monasterio de Guadalupe, El nombre “guadalupe” procede del árabe “Guadal-(rio) y del latín lupo (lobo)
    “Rio de lobos”.Fue lugar de descanso de los Reyes Católicos durante la toma y reconquista de Granada al rey Boaddil. Este es su origen. Siempre tuvo fama de milagrera La Virgen de Guadalupe.

    Me gusta

    • jibracj dice:

      Con respecto al vocablo “Guadalupe”, en un documental hecho por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), Gutierre Tibón afirma que el presidente de la Academia de la Lengua Árabe con sede en El Cairo, le había asegurado que el nombre “Guadalupe” era un vocablo árabe en su totalidad. Estaba compuesto de dos palabras: Guadal=Río y Lub=Amor, luego entonces: Rio de Amor. Tibón niega la etimología mixta, árabe y latina, del nombre Guadalupe. El asunto sigue siendo debatible, por supuesto.

      Por otra parte, la Virgen de Guadalupe de Extremadura, la únca relación que tiene con la de México es el nombre. Ni histórica ni culturalmente tienen relación alguna según han demostrado los estudios de Ernesto de la Torre Villar et al., (“Testimonios Históricos Guadalupanos” Fondo de Cultura Económica, México 2004), José Bravo Ugarte (“Cuestiones HIstóricas Guadalupanas”, Editorial Jus, México 1966) y Fidel Gonzalez Hernandez et al., (“El Encuentro de la Virgen de Guadalupe y Juan Diego”, Editorial Porrúa, México 2000).

      Ambas imágenes ni siquiera tienen el más remoto parecido físico y sus orígenes difieren totalmente.

      Saludos cordiales.

      Me gusta

    • Felipe Cabrera dice:

      Y que tiene que ver la Virgen de Guadalupe contu aclaración en el tema de los gacgupines?

      Me gusta

  10. Marelimar dice:

    Gracias, Federico, por tus aclaraciones. Un saludo desde Mendoza, Argentina.

    Me gusta

  11. Anónimo dice:

    Hongo gachupin !

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s